lunes, enero 24, 2011

Saragorero…

Paradigma que esculpe el somos,
en días de calor… frío el día,
embellecidos colores de años a la espalda,
palpitantes, emocionalmente fatigados,
derrumbados en laderas de turbación incauta,
cuando la súplica fue nuestra.
Arquetipo del algo insatisfecho con la forma,
respiro innovador de Fé afligida,
andar a puntillas la banqueta bombardeada,
aroma a arándano y condimento a abadía.
La reina del vino ausenta el borde de agua
que flanquea la tormenta,
toma las palmeras tropicales
desde la piel desnuda hasta llegar
a la arista de sus nudos transversales,
apresura la copa para ahogar la culpa
en la garganta desacertada.
Espejo color huidizo en el reflejo,
chasquido bravío tonto,
permiso de saltar la barda inextensible
desde el tabernáculo apócrifo.
Sara desune los conjuros
del Nigromante proscrito,
en los innumerables lechos
me remonto a tus hombros inaccesibles
y a la bocanada de tu éxtasis púbico.

Juan Espinoza Cuadra
México
Enero de MMXI