viernes, febrero 22, 2013


Remembering Susan Sontag

Susana te levantaste temprano hoy,
seguramente escribirás
otro ensayo respecto a la bisexualidad
del rinoceronte y de su amor por el
colibrí.
Escuché en una cantina
ubicada sobre la calle Libertad,
que Sontag es un apellido
salivescamente emparasitado
a uno de tantos tempanos de hielo
que bogan nanométrimente sobre la
corriente de Rosenblatt. Ciertamente.
Oye, ¿Illness as Metafhor, es una
de esas deliciosas bebidas embriagantes
que sirven a partir de las 6 de la tarde
en el Bar del Hotel Alhambra
en Granada, Nicaragua?
Me gusta tu mechón blanco
infiltrado en tu espesa cabellera negra.
En tu rostro atemporal huelo
el aroma a páginas nuevas.
La piel de tus manos tiene el brillo
de una marquesina rosa
aclarando la medianoche.
Me gusta tu mechón blanco
escurrido en tu atascada melena negra.

Juan Espinoza Cuadra
México
Enero de MMXIII